escocia300114.jpeg

Aunque está claro que nadie visitará Stirling antes que Edimburgo o Glasgow, lo cierto es que se trata de uno de los secretos mejor guardados que tiene Escocia para todos los turistas que se encargan de presenciar las bellezas de este país. En su caso, a partir de una ciudad en la región central Escocia, en el Reino Unido, que viene creciendo en los circuitos alternativos de viajeros de una forma increíble en los últimos tiempos.

Lo primero que debemos destacar de Stirling es que se trata de un burgo, uno de los más antiguos del país, que fuera levantado prácticamente al mismo tiempo que el castillo homónimo que hoy se configura como uno de sus principales atractivos turísticos. De hecho, en la zona se desarrollaron posteriormente industrias relacionadas con el gobierno, comercio y electricidad, perfectas para agrandar la zona y dotarla de nuevo atractivos.

Con una población de apenas 40.000 personas, Stirling es una de las zonas de Escocia que más viene creciendo, y de alguna manera está haciendo honor a su historia, la cual dicta que supo ser capital del Reino de Escocia en la antigüedad. Claro, hasta el año 2002 no era ni siquiera considerada ciudad, aunque fue en aquel entones cuando la Reina Isabel le otorgó ese estatus, generando un enorme entusiasmo en todos sus ciudadanos.

Ya si hablamos de los principales atractivos turísticos de Stirling, no podemos dejar de mencionar específicamente algunos como por ejemplo el Castillo de Stirling, la iglesia de Holy Rude, el Puente de Stirling y el Monumento Nacional William Wallace, el cual particularmente recomendamos, siendo que se encuentra en las afueras de esta localidad.

Vía: Wikipedia
Imagen: Viajes con destino