kilt-rock.jpg
Los acantilados que se elevan sobre la costa marítima de Escocia son uno de los destinos mayormente elegido por los turistas, ya que pueden disfrutar de diversas vistas panorámicas inigualables en las que el verde de la naturaleza se funde con el azul del mar.

Una de las islas más destacada es la de Skye, en donde se encuentran los acantilados llamados “Kilt Rock” debido a que en las paredes rocosas se pueden observar los distintos colores que figuran en las faldas escocesas, provenientes de la cultura celta.

Si tienes pensado conocer Escocia y cuentas con un coche para poder recorrer todos sus rincones, este sitio es sin dudas uno de los que no puedes dejar de visitar, ya que sólo se accede mediante carretera.

Ubicado en la zona norte del país, se parte desde Portree hasta tomar la carretera que circunda la isla, luego de atravesar el monolito del Viejo de Storr, a unos 25 kilómetros de distancia del mirador en donde es obligación dejar el automóvil en el aparcamiento local. Desde allí podrás contemplar un paisaje maravilloso, en el que la cascada principal que cae desde la Isla se pierde y mezcla con el mar.

En este sitio, además de admirar la belleza natural, puedes conocer sobre historia ya que un grupo de investigadores años atrás encontraron huellas que pertenecían a dinosaurios.

Pues bien, es un destino muy interesante para recorrer uno de los paisajes más hermosos del país junto con tu familia o tu pareja.

Vía: Minube
Imagen: Trip Advisor