montanas-escocia-turismo.jpg

En una reciente encuesta prevaleció la opinión de que la instalación indiscriminada de granjas eólicas -desparramadas por todo el territorio escocés- está perjudicando al turismo de montaña de ese encantador país. Las asociaciones de montañismo de Escocia han hecho un llamado de atención al gobierno y a la opinión pública en general acerca de este asunto.

Los escaladores y senderistas están a la cabeza de quienes se han visto preocupados por el tema. La instalación masiva de grandes generadores de energía eólica en las áreas montañosas del país ha vuelto al paisaje escocés menos atractivo. La mayoría de los que contestaron la encuesta reclamó mayor protección para los Parques Nacionales y para las Areas de Vida Silvestre.

Las Asociaciones de senderistas y escaladores sostienen que esta situación perjudicará gravemente a la industria turística por hacer de Escocia un lugar menos atractivo para visitar. Las compañías de generación eléctrica -por su parte- hacen lobby para impedir que el gobierno avance en la adopción de medidas protectoras del paisaje campestre. El turismo de montaña en Escocia aporta más de mil millones de libras esterlinas a la economía del país, por eso -sostienen- los ambientes agrestes y sin contaminación visual deben ser preservados.

Peligran también los puestos de trabajo que dependen de la visita de caminantes y escaladores. Hay granjas eólicas instaladas aún a 600 metros de altura, contaminando visualmente las incomparables vistas campestres escocesas. Por otra parte, qué sucederá cuando las turbinas de generación eléctrica hayan completado su vida útil?. Esta es otra de las preocupaciones de las Asociaciones interesadas en la cuestión. Quedarán allí, inertes, por años y años?. El gobierno debe poner restricciones a esta instalación indiscriminada y regular cuidadosamente en qué lugares puedan ubicarse sin dañar ni al paisaje ni a los empleos que el turismo de montaña genera.

Vía: Galloway Gazzete
Imagen: Expreso