halloween.jpg
Como en cada 31 de octubre Escocia se viste de fiesta para celebrar la tradicional festividad de Halloween. Actualmente, esta celebración se ha expandido por todo el resto del mundo, pero muy pocos conocen la verdadera historia y el significado que tiene.

Según cuenta la leyenda, hace más de 3.000 años que en lo que hoy conocemos como Irlanda, Escocia, Inglaterra y Francia, es decir, en las tierras celtas los diversos pueblos dedicaban la jornada a festejar por el fin del verano ( “Samhain”). Esa noche, era un momento que las personadas dedicaban para recordar a sus familiares y antepasados ya fallecidos.

Estos pobladores creían que sus muertos, una vez que abandonaban la tierra se dirigían hacia el mundo “del más allá”. Es decir, que en esa noche de celebración ellos pedían a los espíritus que les permitieran a sus antecesores pasar a un lugar mejor.

Esta festividad pagana, con el correr de los años, se mezcló y fue apropiada por los cristianos, convirtiéndose en la celebración de los Santos. Si prestamos atención, el nombre “Halloween” no es sino la abreviación de la frase en inglés “All Hallow’s Eve” (víspera de todos los santos).

Hoy uno de los elementos más significativos de esta celebración es la calabaza, con la que antiguamente los pobladores celtas utilizaban como máscaras para ahuyentar los espíritus malignos que no permitían que sus antepasados accedieran a una mejor vida luego de su muerte.

Luego, se ha incorporado el tradicional acto de “Dulces o Trato” con el que los niños intiman a los adultos, puerta por puerta.

Vía: Perú.com
Imagen: Perú.com