5.jpg

La Abadía es un monasterio de la orden Cisterciense, el cual fue fundado en el año 1275 por la dama Dervorguilla de Galloway. Es uno de los lugares con más encanto, conocida como la Abadía de Sweetheart y está ubicada en el sudoeste de Escocia. Estas ruinas tienen una historia romántica increíble que invita a los visitantes a involucrarse con la magia del amor y la historia.

La leyenda cuenta que Lady Dervorguilla se había casado con su amado John en 1223 y habían sido uno de los matrimonios más ricos de Escocia, puesto que también poseían territorios en Inglaterra y Francia. Eran puros de sangre, por lo que su descendencia, Juan y el primogénito de éste Eduardo, fueron reyes de Escocia.

Cuando llega el momento en que muere John, en 1273, Lady Dervorguilla da la orden de construir la abadía en honor de su amado. Pero más allá de eso, la historia se profundiza al saber que tan grande era el amor que sentía ella que embalsamó el corazón de su esposo y lo colocó en una majestuosa caja de marfil con hermosos detalles en plata esmaltada, que la acompañó hasta el día de su muerte y que incluso fue enterrada con el tesoro entre sus brazos.

Fue desde entonces que los monjes que habitaban la abadía rebautizaron el lugar en honor del amor de la pareja como “Abadía de Sweetheart”. Lo cierto, es que al pasar los siglos la abadía fue robada y por el abandono las tumbas se perdieron, sin embargo, la magia de la historia no pudo ser sustraída. Pues en esas ruinas el hechizo del amor se percibe en cada muro y las sensaciones que despierta al pasear por allí.

Imagen: Flickr