castillo-de-drum.jpg
Escocia es un país que se caracteriza por sus Castillos que son un patrimonio cultural e histórico único en el mundo. Muchos visitantes se acercan por curiosidad, interés o simplemente para admirar la belleza arquitectónica de los mismos.

Sin dudas, uno de los recorridos más tradicionales de Escocia es la “Ruta de los Castillos”, desplegados a lo ancho del país ubicados en diversos sitos geográficos. Algunos se encuentran en inmensos bosques, otros cercados por bellos jardines o grandes fortalezas, y sobre grandes acantilados.

Más allá de las maravillas arquitectónicas que representan los castillos, muchos turistas los visitan por las leyendas y mitos que se han construido alrededor de ellos. En la literatura escocesa, los fantasmas son muy habituales a la hora de narrar historias de los siglos pasados y en general los mismos vivían en castillos.

El listado que a continuación detallamos, son castillos que sus dueños han decidido mantener su atractivo turístico y los han convertido en grandes hoteles para alojar a los arriesgados visitantes.

Los castillos que no puedes dejar de visitar son el de Shieldill, ubicado en la región de Lanarkshire. La característica principal es la torre que se ve desde lejos, construida a fines del siglo XII.

Otro de los destinos es el castillo de Comlogon, situado en Clarencefield cerca de la costa, que generalmente es utilizado para realizar bodas o grandes eventos de camaradería.

El castillo de Stobo, que se encuentra en la región de Peeblesshire, ha sido remodelado como balneario destinado a la belleza y la salud para que los turistas disfruten de una estadía de completa relajación.

Vía: Hispavista
Imagen: Turismito