ranald-hotel.jpg

Aunque cuando pensamos en visitar Escocia normalmente nuestra mente vuela a las principales ciudades, como Glasgow o Edimburgo, tampoco queremos dejar de mencionar lo que sucede con la localidad de Oban. En este caso, no sólo destacando sus atractivos, sino especialmente lo que sucede con el Ranald Hotel, perfecto si queremos conocer el centro de la ciudad, ya que se encuentra enclavada allí.

Aunque lo primero que debemos señalar sobre el Ranald Hotel, es que si bien puede resultar bastante pequeño, incluso en cuanto a las habitaciones, sí tiene algunos puntos fuertes interesantes como que posee desayuno incorporado, perfecto para poder emprender las excursiones sin tener que gastar demasiado dinero. Además, todas sus habitaciones y espacios se encuentran en perfecto estado de conservación, siendo cómodos y limpios.

Con algunos toques modernos, uno de los espacios que todos los turistas disfrutan del hotel es el bar, que además funciona como salón y también como comedor para el desayuno. Particularmente te recomendamos los huevos revueltos, muy al estilo escocés, para comenzar el día. No tengas problemas en pedírselo a los trabajadores del hotel, pues son sumamente amables, y les encanta mostrar su buen quehacer en la cocina.

Aunque somos conscientes de que Oban no es la primera localidad que uno quisiera visitar cuando va a Escocia, ya sea que te hayas desplazado allí porque tienes familia, que quieras conocer el lado oculto de esta nación, o que estés interesado en alejarte del movimiento de las grandes ciudades, el Ranald Hotel es una muy buena opción al respecto.

Vía: Trip Advisor
Imagen: Trip Advisor