54.jpg
A la hora de decidir sobre nuestras vacaciones, es necesario tener en cuenta algunas cuestiones básicas en cuanto a las oportunidades de alojamiento. De esta manera, haremos una breve reseña de los sitios más conocidos adecuándose a todas las posibilidades de los viajeros, pues es necesario también conocer las posibilidades que resulten más económicas al bolsillo del turista.

En Escocia, se ofrecen casas de huéspedes y “bed & breakfast”, se trata de dos tipos distintos de alojamientos que poseen estilos muy similares. Son fáciles de encontrar en las ciudades, como también en los pueblos pequeños y en el campo, incluso en las granjas. Estos sitios se encuentran ocupados por sus dueños y por lo general se ocupan rápidamente. Los dueños de las propiedades sirven las cenas, más aun en los pueblos y en las zonas menos habitadas. Aunque el baño sea compartido, por lo general las habitaciones poseen lavabos. Es uno de las posibilidades más económicas de alojamiento.

Por otro lado, se encuentran los apartamentos con servicios y alojamientos de alquiler. Los primeros ofrecen servicios de limpieza, comida y bebida, como también muy próximos a ellos varios bares para disfrutar. Este tipo de alojamiento se encuentra principalmente en la ciudad. Mientras que los segundos pueden ser pequeñas casas de campo como también ostentosos chalets, la particularidad de este último es que debe ser reservado con anticipación y los precios varían en las temporadas.

Para aquellos que sólo andan de paso por la zona se encuentran los hostales y hosterías que proporcionan alojamiento durante la noche y por lo general se encuentran en las orillas de las rutas, teniendo en cuenta que los precios se aplican por habitación y no por persona.

Finalmente, las residencias universitarias ofrecen estadía con comida, en general para viajeros individuales, familias y grupos. Estos deben reservarse con anterioridad, ya que al tener un coste económico reducido, suelen ser muy concurridos.

Vía: Rincón del Vago
Imagen: E Viajando