escocia-140714.jpg

Escocia es uno de los centros turísticos que más expectativas despierta en los últimos años. El sector del turismo se ha visto impulsado por las nuevas cifras que muestran un número creciente de visitantes extranjeros. Lo particular de este país es que los turistas que lo visitan gastan más que al visitar otros países y éste es un dato sumamente importante para las autoridades turísticas escocesas. El número de visitantes extranjeros que llegan a Escocia se elevó a 2,5 millones en el año finalizado en marzo de 2014, cifra mucho mayor que la del año anterior. Lo interesante es que los turistas que visitan a Escocia han aumentado mucho también sus consumos.

La Oficina Nacional de Estadística de Escocia confirma que el gasto de los turistas aumentó de 1,4 millones de libras en el año finalizado en marzo de 2013 a £ 1.6 millones hasta marzo de 2014. A pesar de que Escocia viene fomentando el turismo basado en la exploración del medio ambiente, que es un nicho del mercado turístico donde pareciera que los consumos son menores que los que ofrecen las grandes ciudades, la realidad demuestra lo contrario.

Escocia quiere posicionarse como un destino turístico de calidad, diferente, de alto nivel y por lo tanto, de altos índices de consumo. Así lo ha manifestado el ministro de Gobierno escocés Derek Mackay, quien señaló que hay una gran demanda por parte de los turistas del exterior para elegir como destino turístico para sus vacaciones a Escocia y que están preparados para gastar su dinero en sus hoteles, atracciones turísticas y restaurantes.

Escocia propone atracciones todo el tiempo. Por ejemplo, en este 2014 se organizarán allí los Juegos de la Commonwealth, la Ryder Cup, así como los Premios MTV Europeos. Todas estas atracción es convierten a Escocia en una destino internacional. Los agentes turísticos hacen más que los diplomáticos por hacer conocer a su país en el mundo, su capital cultural, natural y humano. Esto mismo es lo que se pretende para Escocia.

Vía: Herald Scotland
Imagen: ABC Viajes