hotel-hermitage.jpg
En Mónaco uno de los sitios más visitados por los turistas es el inigualable edificio del Hotel Hermitage, fundando durante la conocida “Belle Epoque” en 1900. Pese a ser un lugar en el que sus habitaciones tienen un valor elevado, puedes ir a conocerlo y realizar algunas de las actividades que les ofrece a los visitantes.

Sin dudas será un paseo muy glamoroso en el que podrás apreciar una parte importante de la historia del país y del glamour que lo caracteriza. Estéticamente, en su fachada se observa la influencia de la dinastía ya que fue inspirado en el Palacio del Principado de Mónaco.

De esta manera, sí sólo deseas conocer sus pasillos, sus salones y sus espacios libres elegidos por miles de personas al año y sobretodo celebridades, no dudes en visitarlo y dejarte sorprender.

En cuanto a los tres bares y restaurantes que hay en el Hotel Hermitage, muchos turistas los eligen para disfrutar de un buen plato gastronómico elaborado por los mejores chef del país y pasar una jornada de oro.

Le Vistamar es uno de los restaurantes ubicados en el interior del Hotel y cuya decoración ha sido diseñada por el artista Pierre Yves Rochón y el chef Joel Garault es quien dirige al personal de cocina. Le Vistamar, en reconocimiento a su belleza, su excelencia y su buen nivel, ha sido galardonada con una “Estrella Michelin”.

El restaurant posee una amplia terraza en la que durante el verano puedes sentarte a degustar los principales platos y admirar el paisaje del Peñón y el puerto de Montecarlo.

La gastronomía típica de Le Vistamar son: toda variedad de pescado en la que puedes escoger con cuál guarnición ayudar, y una exquisita selección de vinos de las mejores bodegas del país.

Si te ha gustado esta actividad sólo debes reservar tu lugar y asistir de manera elegante, ese es el único requisito del Hotel Hermitage.

Vía: Hotel Hermitage
Imagen: Journal des Femmes